Guelta D'Archei

CHAD

GUELTA D'ARCHEI EN CHAD

Otro lugar que consideramos mandatory visitar al menos una vez en la vida, se trata del Guelta D'Archei, un lugar increíblemente lleno de vida en el corazón del desierto sahariano.

Llegar hasta allí no es fácil, primero hay que volar a Ndjamena. No hace tanto, cuando vivía allí me comentaron que un día el avión no pudo aterrizar porque una manada de elefantes había invadido la pista (así era la capital chadiana, África en estado puro).

Después hay que atravesar durante varios días el mar de dunas del Eg de Djourab, el viaje es exigente pero increíble. Eso, o volar hasta Fada, más rápido pero te pierdes el mar de dunas.

El guelta es una zona en la que se ha almacenado agua de lluvia y que mantiene una alimentación subterránea permanente. Cada día pastores nómadas acuden al guelta a dar de beber a centenares de camellos, aunque también es posible, pero difícil, encontrarse con algún antílope del desierto, el oryx, que acuda a saciar su sed.

Otra de las sorpresas que esconde este lugar, es la existencia de una de las pocas colonias de cocodrilos del Nilo que todavía quedan en el Sahara, recuerdos de cuando esta zona era bien distinta de la actual.

Sólo sé de otros cocodrilos saharianos, están en Mauritania, en el macizo de Tagant, en el Guelta de Matmata, tan inaccesibles como los del Chad.

¿Por qué será que todos los lugares más especiales que conozco son tan remotos, o es que quizás lo siguen siendo gracias a ello...?

        Más lugares...