EL DESIERTO DE LOS FARAONES NEGROS

NUESTRAS RUTAS - ÁFRICA ORIENTAL

EL DESIERTO DE LOS FARAONES NEGROS

Bajo las arenas de Sudan yacen escondidos algunos de los restos arqueológicos más importantes del mundo antiguo. Pirámides anteriores a las del propio Egipto. Es la civilización Kushita, el viejo reino de los reyes meroíticos, perdidos durante siglos sepultados por la arena del Sáhara, al sur de la gran catarata.

Allí, yacen las pirámides de Meroe, la necrópolis de Nuri, el templo de Soleb, o el de Amon a los pies de la montaña sagrada Jebel Barkal, que hacen de éste, un recuerdo imborrable. En el mismo lugar, el misterioso enclave cristiano de Makuria, capaz de resistir durante casi diez siglos al invasor árabe.

Las caravanas de camellos camino de Dongola, el colorido de los mercados locales, el oasis de Kawa, el desierto de Bayoda, las vistas sobre el Nilo, y una puesta de sol desde la cima de Jebel Barkal, que nos hace entender, por qué este lugar fue considerado morada de los dioses.

Alternar los alojamientos en hoteles, campamentos y casas nubias, famosas por las decoración multicolor de sus fachadas y puertas, donde de la proverbial hospitalidad de sus habitantes es inquestionable; gente pacífica y amable, de una cultura moldeada durante siglos por la dureza de la tierra en la que viven. No es difícil encontrar durante la travesía, tribus como los bisharins, pueblo nómada que vive en pequeños grupos familiares al borde de pozos de agua,

Una aventura muy especial al corazón del Sáhara, donde disfrutar cada segundo con la historia de una civilización milenaria, paisajes sin igual, y una población cuya hospitalidad te hace sentir como en casa.

No suena mal, no, nada mal...

Ficha Técnica de la Aventura

        Otras Rutas por el África Oriental...