EL OASIS PERDIDO DE ZERZURA

NUESTRAS RUTAS - ÁFRICA ORIENTAL

EL OASIS PERDIDO DE ZERZURA

A principios del siglo XIX un puñado de locos románticos encabezados por Ralph Bagnold y el conde Lászlo Almásy recorrieron los desiertos de Egipto, Sudán y Libia, en busca del oasis perdido de Zerzura, un oasis mítico que según la leyenda se encontraba en algún wadi del desierto de Gilf el Kebir.

Desertando® se propuso seguir las rutas de aquellos exploradores del desierto, saliendo desde El Cairo, en dirección sur hacia el oasis de Bahariya, la puerta de entrada al desierto negro y el desierto blanco, un lugar mágico donde dormir entre extrañas formaciones de roca caliza, que proporcionan un aspecto sobrenatural. La ruto nos llevó por los oasis de Farafra y Dakhla, uno de los más atractivos de Egipto. La antigua localidad de Mut, fue como un regreso a los tiempos faraónicos.

La famosa ruta de los 40 días que unía Dakhla con el Sudán a través del gran mar de arena de Gilf el Kebir, La Gran Barrera, uno de los lugares mas hermosos del planeta, donde puedes alejarte del mundo por unos días, entre yardangs, wadis, montañas horadadas, valles minerales e inmensas dunas. Pudimos ver algunas de las numerosas pinturas rupestres, y la cueva de los nadadores, vestigio de un pasado mucho más fértil.

Y por fin, tras atravesar el Gran Mar de Arena, una vez más, de regreso a casa.

Quizá algún día, el viento del desierto líbio, soplando en tempestad sobre los cordones de dunas, y levantando en el aire nubes de arena fina, descubrirá a los hombres el oasis perdido, revelando su emplazamiento y sus secretos, pero mientras tanto, nosotros, Desertando®, seguiremos buscándolo...

Ficha Técnica de la Aventura

        Otras Rutas por el África Oriental...